Sí, tejo.

Seguro que os suenan a tod@s l@s tejedor@s comentarios como:

“¿Me haces uno?”

“Yo es que no tengo paciencia para eso…”

“Si eso es cosa de abuelas…”

Pues sí, parte de la sociedad tiene esos pensamientos y por si no fuera suficiente, los expresa abiertamente.

IMG_5952

Después de escuchar más de una vez lo de “Tejer es cosa de abuelas” pienso:  ¿es que en el momento en que tienes tu primer nieto o nieta te dan una lista de cosas para las que ya estas cualificad@ para hacer?

Y otra duda que me surge es ¿qué ocurre con los hombres? ellos nunca serán abuelAs ¿no podrán tejer en ningún momento?

Además hay gente a la que les dices que haces crochet y te miran con cara de… ¿tienes pañitos de esos blancos en los reposacabezas de tu sofá?

Todo con el paso de los años se actualiza y tejer o crochetear no iba a ser menos. La base sigue siendo la misma y seguro que quienes puedan aprenderán mucho de sus abuelas, pero cada uno le da su toque personal.

En nuestro día a día vivimos rodeados de mucho estrés y el momento en el que te sientas con tu trabajo y aguja en mano es cuando desconectas, te centras en tu labor y no piensas en nada más. Ya hablamos aquí de lo bueno que es tejer (para abuelas y también para quienes no son abuelas) y de lo felices que son l@s tejedor@s.

Fuente

Empecé a tejer cuando tenía unos 22 años, mi madre no había tejido nunca, por lo que pedí a mi tía que me enseñara y desde entonces fue un no parar. Cada vez son más las personas que se “enganchan” a las agujas sin tener el carnet de abuela.

Las abuelas tejen, sí, algunas lo hacen, pero también tejen personas no abuelas.

¿Comer o dormir es cosa de abuelas porque ellas lo hagan?

Fuente

Además tenemos que agradecer a las tecnologías que nos permiten ponernos en contacto con personas que comparten nuestra afición y tejer lazos humanos.

No soy abuela (ni siquiera madre) y tejo. Sí, así de loca estoy 🙂

Anuncios

3 pensamientos en “Sí, tejo.

  1. Tienes mucha razón. El mítico “me haces uno?” es el que más me molesta. Yo empecé a tejer hace poco, medio año. Siempre me había gustado la idea de tejer mi propia bufanda, y las navidades pasadas me puse en ello. Es un vicio!! Y no tiene edades. Mi abuela sí tejía, pero mi madre no sabe. Me parece una pena que se pierda…pero viendo la cantidad de gente que somos…dudo que se pierda!! Saludos!

    • Me alegro de que te guste tejer, siempre me gusta que se vaya ampliando el número de tejedores 🙂 Si quieres apúntate a tejer con nosotras el chal myrumi que seguro que te va a gustar y vas a aprender mucho.
      Saludos!

  2. Totalmente de acuerdo. Fijate que yo me resistía a agarrar una aguja y la máquina de coser xq una ola de mujeres estaban gritando q era cosa de mujeres anticuadas y solo para mujeres arraigadas a los trabajos de casa sin ilusiones de luchar por la emancipación de la mujer. El discurso se ne quedo grabado en la cabello y en mis emociones. Tu sabes esas mujeres q están en contra de coser. Cocinar. Tejer. Etc. Por eso comencé a coser casi en secreto pero descubrí que me gustaba mucho y que además me sentía empoderada al poder hacer yo misma mis cosas. Lo mismo sucedió con la cocina me encanta cocinar y prepararme comida sana y deliciosa. ahora que he tonado el coser de una forma profesional los comentarios de la gente cambian de crítica a halago. Aunque claro. Tengo q lidiar aun con algunas etiquetas de mi trabajo como la de “manualidades”. Cuando alguien llama así a mi trabajo siento que me hierve la piel.

Los comentarios están cerrados.